jueves, 29 de septiembre de 2016

Nuevo curso, nueva vida. (con actualización)

Buenas noches. Ya es de noche. Las nueve y veinte y ya es de noche. Llevo con la luz encendida desde las ocho de la tarde. Winter is coming. Anyway, ¿cómo va todo?

Seguro que la mayoría de vosotros/as ya habréis empezado el nuevo curso escolar en vuestro colegio, instituto, academia, universidad; lo que sea. Pero para mí, hoy era el primer día. El primer día de dos años que no se como serán para mí: si un martirio, una repetición del anterior (God, please, no), un "ni-fu-ni-fá" o unos años en los que lo que estudie me aporte algo y sea feliz estudiándolo. Obviamente, yo prefiero la última opción.

Hoy empezaba el primer curso de cualquier ciclo formativo de grado superior (creo que de grado medio también) en Castilla-La Mancha. ¿Mi ciclo formativo? "Laboratorio Clínico y Biomédico". ¿Suena bien? ¿Os gusta? ¿Os horroriza?

La verdad sea dicha: yo no quería hacer ese ciclo. Yo quería hacer "Mediación Comunicativa", pero no me han dado plaza, y este ciclo era mi segunda opción. Podría estar en otro que me parece mucho más interesante ("Imagen para el diagnóstico y Medicina Nuclear"), pero creo que con todos los trajines que tienen que hacer para poder estudiar (tienen que ir al hospital para usar y aprender sobre la maquinaria), será por la tarde y me viene muy mal, ya que tengo que trabajar; y una cosa segura que tengo no me la quita nadie ya. Eso, y que fue la tercera opción. Ahora es el momento de llamar a los que se encuentran en la lista de espera (yo en MC), así que puede ser que me llamen porque haya plaza. Crucemos dedos.

Quiero cambiarme y no quiero cambiarme (si tuviera la posibilidad). Quiero cambiarme porque MC es lo que verdaderamente quiero estudiar, y para una vez que tengo las cosas claras después de tanto tiempo sin saber que hacer, pues ya os imaginaréis como me siento porque no me lo hayan dado. Pero no quiero cambiarme porque ya he hecho "amistad" con mis nuevos compañeros. La clase de "amistad" que puedes hacer con gente que no conoces en un entorno nuevo y hablando sobre lo que has hecho, lo que no y porqué estás ahí. Además que ya sé qué autobuses coger y cuáles no; si cambiara de ciclo, cambio de instituto, por lo que sería un lío. Toledo me confunde. Si surgiera la posibilidad, ya lo pensaría a fondo por un poco tiempo (porque no tendré mucho) y veré lo que hago.

Os hablaré de mi día. Tras levantarme a las 6 de la mañana para ducharme, juro que no lo hago nunca más. Me ducharé por la noche, cosa que también recomiendan para eliminar todo el polvo o microbios que se hayan podido añadir al cuerpo. Pasando, he desayunado de pie. De pie. DE PIE. Solo es culpa mía, pero es que lo pienso y puff. Mañana, sentada y con tranquilidad. Al menos ahora que mi hermana no vive en mi casa, puedo vestirme en mi habitación y no ir de una habitación a otra como tenía que hacer otra. Salí de casa a las 6:45 am para coger el autobús y creo que llegue a Toledo a las 7:30 am, creo. La verdad es que no lo miré, lo estoy diciendo a ojo, puede que un poco más tarde. Luego espere en la parada para los autobuses urbanos (catangas) en la Muralla y llegue al instituto justo a las 8:20 am.

Algún día en el futuro próximo me perderé, lo puedo ver como quién ve lo que tiene justo en frente. Llegábamos a la estación de autobuses y a mí me daba algo porque pensaba que no iba ir allí y que ya se iba a otro pueblo y me iba a perder, no llegaría el primer día y etc, etc. Ya sabéis como soy cuando me pongo a pensar. Luego, cuando estaba en el catanga y estábamos cercanos al instituto me he vuelto a comer la cabeza y me he bajado una parada antes de lo que me tocaba. Yo soy así. Después de andar más de la cuenta, cosa que en el fondo me da igual, llegué por fin al instituto. Una vez allí, otra vez problemas. No sabía donde estaba el famoso "Taller de Bioquímica". Allí tenía la primera clase y ni siquiera sabía donde era. Menos mal que no soy yo sola en el instituto, que hablando se entiende la gente, y que no tengo ninguna vergüenza para preguntar a gente que no conozco (aunque tengo problemas de espacio personal y experiencias cercanas a ataques de pánico en ciertas -pocas- ocasiones).

El ciclo en si no está mal, aunque hoy solo nos han dado el horario y nos han explicado las asignaturas que tocaban hoy, el temario y como serán las clases (and all that jazz... *wink*). Y presentaciones. Presentaciones en todas las clases. Di cómo te llamas, de dónde eres y porqué estás aquí. En todas las clases. Demasiado, pero lo entiendo. Los profesores no se saben nuestros nombres. Nosotros no nos sabemos nuestros nombres. No sabemos sus nombres. Es comprensible.

Al final del día llegó lo mejor. Teníamos dos horas de la misma asignatura, y como una presentación de dos horas, la profesora decidió que nos dejaría irnos antes. Por ello, cuando terminó la primera hora (la quinta) todos salimos del recinto escolar. Esperando irme a la estación a esperar sentada al próximo bus, me sorprendí cuando (tras conocernos solo de unas horas) unos pocos de clase decidimos ir a un bar a tomar algo. Acepté sin preámbulos, había que hacer tiempo y quería conocer un poco a todos en un ambiente más distendido. Eso ha sido lo bueno del día. Ya parecía haber confianza a medida que nos tirábamos "pullitas" unos a otros, siempre con cariño y con risas. De ahí mi snap "La buena vida con nueva gente". Esperemos que siempre haya ese buen rollo entre nosotros, y esa buena vida no sea solo en fuera de las clases.

Solo queda esperar y ver como va evolucionando todo. Mañana puede que os cuente más. Hace más de un año que os escribí las tres partes de "La vuelta a clase" y esta es mi manera de celebrarlo y de contaros como va mi vida ya que en este verano no he escrito nada, prácticamente. Mis mas sinceras disculpas. Sabéis que os quiero.

Voy a seguir viendo A Very Potter Musical. Mientras que escribía la entrada estaba escuchándolo/viéndolo, por lo que perdón si encontráis este blog un poco descuidado; estaba distraída. Hasta la próxima, espero que dentro de poco. :)

Cristina.

----- ----- ACTUALIZACIÓN ----- -----

1 DE OCTUBRE.

¡Hola!

Parece ser que había una plaza libre (o varias, no lo sé) en el modulo, -perdón, CICLO-, de Mediación Comunicativa y ¡me llamaron para ver si quería cambiarme! ¿No es genial?

Estoy super emocionada porque pensaba que iba a tener que dejar atrás este ciclo que tanto me llama la atención. La verdad sea dicha, me estaba empezando a gustar el de laboratorio, aunque no hemos llegado a dar clases todavía, ya que se da todo lo que me gusta de biología. No me importaría hacerle dentro de dos años cuando termine el de MC y si no entrara en una universidad por nota o porque todavía no me gustaría entrar en una carrera, en un grado.

Compañeros de laboratorio, ha sido un placer estar con vosotros estos dos días y espero que nos volvamos a ver algún día, a tomar algo en un bar como el jueves. Con más de uno tengo que quedar para ir de fiesta, eh. Esas risas no me las quita nadie.

Solo deciros eso, lectores. Para que estéis todos al tanto de mi vida. :)

Cristina.