sábado, 25 de junio de 2016

FANDOMS

Buenas tardes a todos los que leéis el blog.

Está entrada no va a tratar de lo fantásticos que son los fandoms. Ni de lo horribles que son los fandoms. Ni de lo absorbentes que son los fandoms. Ni de la familia que encuentras en los fandoms. Ni de como llegan los fandoms a tu vida. Esta entrada trata de una mezcla de todo esto basado en mi experiencia personal. Sabéis que me gusta hablar de mi vida para no volverme loca.

Dicho esto tengo que decir que todos los fandoms a los que pertenezco se mezclan alguna vez en su vida. Incluso si no pertenezco a los fandoms, los objetos de dichos fandoms se mezclan de alguna extraña forma y no puedo evitar pensar en uno de ellos por la referencia en otro. Esto en el fondo es lo más normal del mundo. Ejemplo: en el diálogo de una película se hace referencia a otra más antigua (una frase, un guiño o simplemente se nombra su nombre) porque quizá el guionista es fan de esa película antigua. Pues cosas así pasan a lo largo de toda mi vida con cualquier cosa.

Comencemos. En clase. Sé que las clases ya han acabado pero me viene muy bien este ejemplo. Un día en clase de inglés apareció la palabra "fiancé". Para los que no sepáis inglés, "fiancé" significa "prometido". Eso yo ya lo sabía, pero mi reacción no tuvo nada que ver con el comentario. Mi reacción surgió por el mero hecho de leer y escuchar "fiancé". Recordé a un cabreado Blaine Anderson decirle -mejor dicho, escupirle- a la cara de un asombrado y estupefacto Elliot Gilbert: "I love Kurt. I love him. He is my FIANCÉ. Not yours. So back off!" (Quiero a Kurt. Le quiero. Es mi prometido. No él tuyo. ¡Así qué fuera!). Mi mente juega conmigo como quiere. Hacía por lo menos un año entero que yo había visto ese episodio, pero por supuesto me tenía que acordar en ese momento de la clase y reírme por el apodo que Blaine da a Elliott (a cool steampunk glitter-rock vampire), por como entra en su casa, por lo adorable que es tratando de que no le quiten a Kurt (aunque, en serio, no hay que temer eso) y por los juegos de mi mente. Al acabar la clase fui corriendo a decírselo a mis amigos: "Estás flipada, tía. ¡Qué friki eres!" Gracias, pero no estamos hablando de lo friki que soy, estamos hablando de cuanto me vacila mi  propio cerebro. Al menos no se me escucho reírme, ya que lo tengo tan ensayado para que no se me vea que no se notó nada.

Sigamos. En la tercera temporada de Glee comenzó a aparecer "un villano" tratando de separar Klaine. Inténtalo, Sebastian. No se puede. Años después, llega a Starling City un científico forense procedente muy lento de Central City tratando de localizar a Arrow. Después, a dicho científico le alcanza un rayo en su laboratorio y se convierte en Flash, un superhéroe muy rápido. Efectivamente, me habéis pillado, estoy hablando de como Grant Gustin aparece en mis dos series favoritas y en una que me gusta mucho. Grant Gustin, aka Sebastian Smythe, aka Barry Allen (aka Flash), aka deja-de-aparecer-en-mis-series. Eso sin hablar de Broadway/musicales y Grant.

Oh, pero hablemos de Broadway/musicales y The Flash. El detective Joe West, el padre adoptivo del hombre vivo más rápido, sabe cantar. Si no en la Tierra 1, si en la Tierra 2. Pero fuera de plató, Jesse L. Martin sí que sabe como cantar en esta Tierra y en la que sea. Protagonizó RENT en Broadway y después en su versión cinematográfica en el 2005 como Collins, Tom Collins. Sí habéis leído mi blog con anterioridad, ya sabréis de esta relación de ideas. Cuando comencé a ver The Flash, Joe West me sonaba muchisimo. Después al ver RENT por enesima vez, me parecía haber visto a Collins en otro sitio. Más tarde busqué el nombre del actor de Joe West y, ¡tachán!, apareció la relación. Después de ver "Seasons of Love" tantas veces, recuerdas todos los créditos. Collins, el amor de Angel Dumott Schunard, es la misma persona que Joe West, el detective que conoce muy personalmente a Flash.

¿Continuamos con Glee de nuevo? Hay tantas cosas que están relacionadas con Glee en mi vida, y no me refiero a que mi verdadera pasión sea actuar (y cantar, pero no tengo una voz especialmente melódica), sino a que cosas que adoro, que me encantan están relacionadas con esta serie. ¿Por donde empiezo? ¿Segunda temporada? Okay... Segunda temporada, episodio cinco. "The Rocky Horror Glee Show". ¿Ya veis por dónde voy? The Rocky Horror Picture Show es probablemente uno de mis musicales favoritos -hay que dejar a parte The Wizard of Oz, porque nada se puede comparar-. Cuando comencé a ver dicho episodio, ver aparecer los labios desde el fondo de la pantalla comenzando a cantar "Science Fiction, Double Feature" juré que moría. Ese episodio de Glee es uno de mis favoritos.

Prácticamente lo mismo pasa cuando en Glee cantaban alguna canción que me encanta o hacían un episodio tributo. Todos los diva-off de la serie serán memorables. "Defying Gravity" de Wicked, "Take me or leave me" de RENT y "Bring him home" de Les Mis"Seasons of Love" en The Quarterback. Rachel volviendo a Lima a devolver el Glee club con "Let it go". "Come what may" que Kurt se imagina entre él y Blaine. "Don't you (Forget about me)" y la encerrona en el instituto a lo "The Breakfast Club". Los episodios "Michael" y "The Power of Madonna". Blaine demostrando que los chicos también pueden ser divas con "Don't stop me now". Jesse St, James y su "Bohemian Rhapsody". Bueno, cualquier canción de Queen, en realidad. Son muchas cosas con Glee...

Hablando de Glee y Queen, y habiendo mencionado antes a Elliott Gilbert. Para quién no lo supiera, Queen está de gira (on tour) y tienen a Adam Lambert, el steampunk glitter-rock vampire, como cantante. De hecho, hoy es el último concierto de la gira europea. Italianos, os envidio. Cuando estuvieron en España yo acababa de terminar los exámenes y no me había enterado de nada. Yo he visto actuaciones (bendito y santo YouTube), y "Who wants to life forever" quita el hipo.

Retomemos los musicales/Broadway y Glee. Hace ya siete años, un Darren Criss con rizos largos representaba junto con sus amigos una parodia musical de Harry Potter. Por amigos quiero decir Starkid y por parodia musical, "A Very Potter Musical". Fan de Glee y admirando el trabajo de Darren como actor y cantante, me interesé por su pasado. Así descubrí avpm y Starkid. Me encanta. Y como no, después de eso, Darren cumplió el año pasado su sueño: protagonizar en Broadway "Hedwig and the Angry Inch". Repite este año, en tour por USA. Felicidades.

Actores y Glee. Libros y Glee. No hablo de que los libros favoritos de Marley Rose sean "The Hunger Games", sino del escritor/guionista/actor/cantante en el reparto de Glee. Chris Colfer. En verano comenzará su tour por USA por la publicación de "The Land Of Stories #5: An Author's Odisey". Cuando me interese por la vida de Chris Colfer, descubrí que también escribía. Yo como lectora que soy, y fan del ojiazul, tenía que saber qué y cómo de bien. También había escrito una película. Tenía que ver cómo era y qué tal era. Adoro a Chris. Es mi "famous-crush". Me encanta lo real que es en sus entrevistas, en los agradecimientos de sus libros, y en lo que escribe. Con "The Land of Stories" he tenido un sentimiento que no he tenido con ningún otro libro: el autor me está hablando a mí, y no contando una historia a una multitud. Es como si me entendiera completamente. No os confundáis, TLOS es fantástico y me encanta como escribe, pero a parte de eso, tengo esa sensación. Además, TLOS es otro punto de vista de los cuentos de hadas tradicionales, otra de mis pasiones. No Disney, si no los cuentos de los Hermanos Grimm y de Hans Christian Andersen.

Nos vamos al terreno de los videojuegos. Siempre me ha gustado jugar, pero no me considero gamer. Dicho esto, Undertale es the best game ever. Toby Fox es un cachondo. Todos esos juegos de palabras y los chistes... Me encanta. ¡Papyrus es el mejor! Hablando de él, eso es lo que se relaciona con mi vida. Papyrus dice en un momento determinado que va a hacerse muy popular. ¿Qué se me viene a mi a la cabeza? "Popular" de Wicked. Puede suceder al revés. Al leer en "Struck By Lightning" a Carson saludando a Clarie con un "Howdy!", yo pienso en Flowey, the flower. Como curiosidad: si me llamáis al móvil y se quién sois contesto con un "Howdy! I'm Flowey, the flower!". Y yo que pensaba que lo que más iba a relacionar alguna vez con los videojuegos iba a ser melocotón en inglés. Ahora, hasta me quiero comprar una cartera de FNAF (Five Nights At Freddie's).

Situaciones como la del "Howdy!" pasan muy amenudo. Leer "The Awesome" de Eva Darrows y ver que hace referencia a repeticiones de Glee. La protagonista ni siquiera lo dice como algo guay o bueno, simplemente como algo que pasa y ya. Pero eso ya a mí me llega al corazón. :P

YouTube. danisnotonfire y AmazinPhil, concretamente. Dan y Phil son dos youtubers británicos fantásticos. Son muy graciosos y simplemente te cuentan su vida en sus canales. Tienen también un programa de radio en BBCRadio y han escrito un libro juntos: "The Amazing Book Is Not On Fire". Y están en tour: "The Amazing Tour Is Not On Fire". ¿Por qué se relacionan con algo en mi vida? Son dos frikis, por eso. Ya no hay forma de decir "literally" y no acordarse de Dan. O de decir "Hey guys" y no acordarse de Phil. O de jugar a los Sims y no acordarse de Dil Howlter. O de jugar a "Undertale" y no acordarse de sus voces para cada personaje.

Pero dónde más ocurren este tipo de situaciones es en el mundo del fanfiction. Enserio, ahí hay de todo. Una persona escribe un fanfic de una serie. Ese fanfic en AU (alternative universe), así que es totalmente diferente. Al protagonista le pasan cosas totalmente diferentes. Y en el fondo, todas relacionadas con su serie o con cualquier otra cosa: una serie, un libro, un helado. Con cualquier cosa. Y no empecemos a hablar de los crossover (dos o más fandoms mezclados).

Yo creo que todo esto son suficientes referencias. ¿Os pasa algo así a vosotros? Decidme que sí :) Así la aseguro a mi madre que mi mente no es la única que salta de un tema a otro con una sola palabra en una décima de segundo.

Todo está unido en el universo, mis amigos. Libros. Películas. Series. Musicales. YouTube. Y como no, los fandoms. Después de estas reflexiones y experiencias de mi vida, os dejo. Nos leemos pronto.

Cristina.

PD: Españoles, no os olvidéis de ir a votar mañana si queréis a vuestro país. (Qué patriótico me ha quedado...)
Españoles, ir a votar, que yo no puedo ir. (Mejor.)

jueves, 23 de junio de 2016

LA SOMBRA DEL VIENTO - RESEÑA

Buenas tardes a todos.

Acabo de terminar de leer "La sombra del viento" de Carlos Ruiz Zafón. Y hablo literalmente. Hace menos de un minuto terminaba el libro, le enfundaba en su traje de gala para dejar atrás su gris desnudo (ya sabéis como son los libros de tapa dura) y echaba mano al portátil ya encendido preparado para recibir mis manos sobre el teclado y mis pensamientos sobre el archivo en blanco. Aún con manos temblorosas escribo estas líneas. Manos temblorosas por las ansias de escribir mis pensamientos sobre esta novela negra que al final tanto me ha cautivado. Manos temblorosas que reflejan ese sentimiento de paz y vacío que nos llena a los lectores tras acabar un buen libro y no saber si empezar otro o guardar el luto del amigo caído.

Estoy muy literaria hoy, ¿verdad? No puedo evitarlo, yo también tengo que escribir un buen libro, tengo que practicar. De momento, vayamos con la reseña.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

  • Título: La sombra del viento.
  • Serie: "El Cementerio de los libros olvidados"
  • Autor: Carlos Ruiz Zafón
  • Editorial: Planeta S.A.
  • Edición: nº57
  • ISBN: 84-08-04364-1
  • ¿Cómo llegó a mis manos?: Como llegan los buenos libros, recomendados por un amigo.
  • Puntuación: 4 sobre 5. Ahora veremos porqué.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Daniel Sempere ha pasado toda su vida rodeado de libros. A la temprana e inocente edad de 10 años, su padre le abre la puerta a un mundo donde millones de libros son abandonados: "El cementerio de los libros olvidados". Allí, Daniel encontrará a un amigo que no podrá olvidar en los siguientes años de su vida y del que intentará desenmascarar su secreto: "La sombra del Viento". Atraído por la narración, la historia y el velo de misterio que cubre a su autor, Daniel comenzará una búsqueda que le traerá amigos, enemigos, amantes y, lo más importante, el conocerse a sí mismo.
Llena de peligros, La sombra del Viento es una novela ambientada en los años de la post-guerra barcelonesa. Con misterio y una narración plagada de descripciones que son espejo de la realidad actual y de la realidad de 1950, Ruiz Zafón nos sumerge en la historia hasta el final.
(Palabras propias)

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Como bien he dicho antes, "La sombra del viento" llegó a mí de las manos de una amiga (según mi criterio, el que me haya dejado dos libros la califica así aunque la conozca como se puede conocer a la novia de un primo tuyo con la que hablas poco pero te entiendes bien) hará a mediados de agosto dos años ya. De verdad que lo siento, Ana, si estás leyendo esto que no creo. Entre unas cosas y otras, no he tenido tiempo hasta ahora y como tu bien me recomendaste: "Espera hasta no tener presión de exámenes, porque es una novela a la que tienes que entregarte cien por cien". No se si esas fueron tus palabras exactas, pero esas son las que yo extraje. Por eso, aunque ya había empezado hace dos veranos a leerle, le comencé de nuevo en cuanto acabe bachiller y supe que no tenía que presentarme a PAEG hasta septiembre.

Bien, veamos que me ha parecido la novela, ya que mis dramas no os interesan; al menos no en esta entrada. Efectivamente es una novela para la que tienes que tener la mente clara y despejada. Más de una vez me sorprendía leyendo una oración, plagada de descripciones, más larga de lo normal y al llegar al final no haberme enterado de nada porque no estaba enfocada totalmente en la lectura. También ha habido más de un día en el que yo misma luchaba contra mi impulso de leer porque no me encontraba en la situación anímica o mental como para continuar la novela. Había también días, pertenecientes a estos últimos donde el verano parecía querer llegar, donde la cantidad de moscas habidas y por haber en mi casa era impresionante y de tanto alejarlas de mí, no había quién se concentrase bien en el texto. Parece una exageración, pero no. Este año, el verano no sé, pero las moscas (y los mosquitos por la noche) han llegado antes de lo previsto.

Tengo que admitir que hubo veces en las que sentí el impulso de dejar la lectura, devolver el libro de una vez por todas por la cantidad de tiempo que había estado en mis manos e inventarme una opinión sobre él, que seguro que hubiera sonado falsa y carente de criterio para todo el que se lo haya leído. Llegue a tener estos pensamientos porque al comienzo de la historia; bueno, más bien en torno a la mitad, la cantidad de descripciones de absolutamente todo me hacían perderme en la historia y había partes que había leído una pagina entera y no sabía que leía, lo que provocaba mi aburrimiento. También he de decir que estos momentos surgieron hace dos años, cuando comencé a leer la novela y tenía la cabeza en otra parte. Si quieres leer "La sombra del viento", hazlo con la mente despejada cuando no tengas ninguna seria preocupación en la cabeza. Solo entonces es cuando disfrutaras verdaderamente de la novela.

La cantidad de descripciones y el detalle y ancho de estas me hacían perderme en la novela, incluso cuando estaba totalmente enfrascada en esta. Ese es el porqué de mi calificación. No sé si será por mi temprana edad o por mis hábitos de lectura o por el siglo en el que vivo, pero el que todo un párrafo sea una única oración llena de la descripción de un sentimiento, me "pesa" en la lectura. Yo soy la que más se deja llevar por una buena expresión y una buena descripción en lo que a escribir se refiere, incluso si es sobre sentimientos; pero justo el párrafo que estoy pensando me pareció demasiado cargado.

Hasta ahora no he revelado información de la novela. A partir de aquí, puede que halla SPOILERS. Si lees, es bajo tu propia responsabilidad.

A partir un poco más de la mitad es cuando la novela se vuelve verdaderamente interesante. Cuando nuestro protagonista, Daniel, deja de ser un niño, es un adolescente y se encarga en desvelar el misterio tras el nombre de Julián Carax. Hasta ese entonces, solo veíamos a un chiquilllo encandilado bajo la luz de Clara, una joven con el doble de años que él y a la que su alma inocente compara con una diosa. Solo conocíamos los deseos de un infante que no podía esperar más que su "amiga" le viera como algo más. Pero cuando Laín Coubert se acerca a Daniel, este se aleja de Clara, conoce a Fermín e intenta desenmascarar el porqué del personaje que salta del libro, se adentra en la vida real y quiere destruir el lugar del que surgió.

Lo que más me ha gustado es como a partir de la historia conocemos más de cada personaje, aquellos sobre los que Daniel investiga, sin dejar atrás al propio Daniel ni a sus conocidos. Como, tras cada investigación, sabemos más pero sin dejar de ser unos ingenuos como nuestro narrador y no podemos más que especular sobre lo que pasará después. Lo que menos creo que ya ha quedado claro: las descripciones demasiado largas que solo cuentan con una oración, llena de comas, pero sin ningún punto.

El personaje que más me ha gustado ha sido Fermín Romero de Torres, cuyo nombre creo que se desvela pero no es tan llamativo como el que se adjudica a sí mismo para huir de la policía. Tiene un carácter muy humorístico que de vez en cuando le quitaba tensión a la novela, echo que se agradece porque a veces no se podía casi respirar sintiéndote bajo la piel de Daniel. Su lado más humano venía de la mano de La Bernarda, mujer con la que Fermín se derrite y se pasa a la monogamia.

Si has leído la novela, creo que intuirás cuál ha sido mi personaje menos favorito: Daniel. Digo menos favorito que no odiado. Demasiado ingenuo a veces, demasiado idiota otras (perdón por la palabra). En el fondo eso es lo que le hace humano, pero no me termina de encajar.

Ahora sí. Fumero. Francisco Javier Fumero. A pesar de lo que pasó en su infancia y de su traje de marinerito, no me ha gustado nada de nada. Incluso le he llegado a odiar, si me apuráis. Es un personaje con una mentalidad demasiado "robótica", por calificarla de alguna manera. Muy empeñado en la venganza y con una sangre fría que pocos humanos tienen. El inspector de policía se vendía al mejor postor durante los años de la guerra, y no le importaba nada a quién tenía que encañonar; lo hacía y punto. Lo que de verdad le movía era su sed de venganza y su villanidad ciega. No deseo la muerte a nadie, ni si quiera a personajes literarios; pero cuando este personaje en particular muere, sueltas un suspiro de alivio -dentro de lo que puedes estar aliviado en la situación en la que muere Fumero-. Era un fin para su vida que "merecía". Quizá no tan a lo bestia. Muerto por la misma causa que le lleva a querer matar por primera vez y no lo consigue.

Por otra parte, durante las ultimas paginas del libro estaba al borde del asiento. ¿Por qué? Solo daré una frase: "En siete días, estaría muerto". No entendía porque el protagonista tenía que morir y como iba a seguir la historia en el siguiente libro, pero esas eran las palabras de Daniel y no le iba a cuestionar ni a él ni a su creador. Y menos cuando ya había visto a otro autor matar a su protagonista *ejem-Veronica Roth-ejem*. Cuando leí la supuesta muerte de Daniel ya me imaginé que iba a escribir en esta reseña: "Un buen final para un chiquillo que solo quiso saber la verdad, que podría haber tenido una vida que habría dejado de tener sentido". Más tarde, cuando continué leyendo y supe que la vida de Sempere hijo no había acabado, suspire de alivio. Alivio porque nadie quiere ver (leer) morir al protagonista o a un personaje importante de un libro. Alivio porque finalmente se casa con Bea y lleva a su hijo al Cementerio de libros olvidados en una situación similar a como le llevó su padre al comienzo del libro. Supongo que el próximo libro se trata de algún misterio que quiere desentrañar el pequeño Julián Sempere. Quién sabe. (Acabó de leer en Goodreads que no podría estar más equivocada).

Solo me queda decir que de verdad me ha gustado, la narración es muy buena y la historia te atrapa (aunque no es hasta la mitad). Bueno, me falta decir que el que el estilo de narración y de historia de "La sombra del viento" de Julián Carax se parezcan a los de "La sombra del Viento" de Carlos Ruiz Zafón me ha sorprendido gratamente. Es casi como si también hubieras leído el libro de Carax.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hasta aquí mi reseña. A medida que leía, iba actualizando mi progreso en Goodreads, podéis buscarme y seguirme para saber más sobre lo que voy leyendo. Al igual que Twitter e Instagram, escribo en inglés y en Español, así que si habláis inglés también podéis leerme en esa lengua. Según cuál sea el idioma en el que estoy leyendo, así estarán escritas mis actualizaciones.

Os dejo que tengo que continuar con mi trabajillo de traductora. Nos leemos pronto.

Cristina.

martes, 21 de junio de 2016

REFLEXIÓN DE THE FLASH

Iba a escribir esto como una actualización de la entrada "THE FLASH - FINAL DE LA TEMPORADA 2", pero al final me ha quedado un poco más largo de lo que yo pensaba en un primer momento, así que aquí tenéis una entrada nueva a parte.

(Parezco monotema... Solo hablo de The Flash... Pero sé que os gusta.)

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Acabo de leer la entrada que escribí sobre The Flash en Febrero, aquella sobre los nuevos acontecimientos de la segunda temporada hasta el 2x10 (incluido) -la entrada aquí-. Hay tantas cosas que han cambiado.

Por ejemplo, lo más claro. Zoom y "Jay Garrick" eran el mismo. Esto me dejó perpleja cuando lo vi. Fue como "¡Pero será c******!". Como jugó con los sentimientos y la confianza de todos, especialmente de Caitlin. Pobrecita mía, no consigue que los novios la duren. Y Barry no me vale como pareja, enserio solo son buenos amigos. ¿Os acordáis de aquel episodio en el que hay un meta-humano que se puede transformar en cualquiera que toca? ¿Os acordáis que consigue transformarse en Barry y besa a Caitlin? ¿Os acordáis de lo incómodo que fue eso? Awkward... Esto lo digo por vosotros, shippers de Snowallen. Y con Cisco tampoco, si es que hay algún shipper de ellos dos. La relación de Cisco y Caitlin es puramente amistad. Conozco ese tipo de relación, de total confianza para hablar de lo que sea. Jaime, si lees esto, eres el Cisco para mi Caitlin. ;)

No hemos vuelto a ver a Snart. Como se ha montado su propio show, ya no le tenemos con nuestro Flash... Vale, vale, Frío; ya vemos que cuando quieres, eres fiel a Barry. Es broma... No me matéis, me encanta The Legends of Tomorrow. El episodio disco fue lo más: cuando vimos al joven Stein fue... ¡Épico! Me encanto, y fue muy revelador para el profesor.

Tampoco hemos vuelto a ver a Patty. Me gustaba Patty. Patty era muy guay. Me encantaba Spallen -tanto como detesto el nombre de la ship. Enserio es un poco ... ppff...-. Me gustaba más que Westallen. (Cómo se nota que yo no estoy inventando el nombre de estás ships). Pero Westallen también son muy bonitos. No sé como va a salir eso...

Estoy deseando que llegue octubre ya, que vuelva la temporada de series y que empiece otra vez The Flash. Grant Gustin, nuestro Flash as well as Sebastian for some people... Gleeks ;), reveló el día 20 por Twitter el nombre del primer episodio de la temporada tres: FLASHPOINT. Greg Berlanti, el propio creador, le permitió contarnos a todos los fans el título. Por eso quiero tanto a toda esta gente, piensan tanto en nosotros. ¡En como torturarnos!

Grant volverá al trabajo en dos semanas, según dijo en sus twits del título del episodio. Mientras vosotros a vivir vuestras vidas y yo a escribir, leer, estudiar y traducir. Nos leemos pronto.

Cristina.

PD: Voy con las entradas cortitas... Será cosa de escribir a medianoche.

domingo, 19 de junio de 2016

GRADUACIÓN :)

¡Buenas tardes! :)

Madre mía, no sabéis lo increíblemente cansada que estoy. Ayer fue algo que me dejo realmente exhausta. Me pesan hasta los dedos para escribir. Después de ver uno de mis programas favoritos, quería escribir, así que aquí estoy aunque no puedo conmigo misma. Doble pantalla en el ordenador para escribir y ver "Los Simpsons: La Película" a la vez. La he visto tantas veces que puedo hasta estudiar viéndola, cosa que ya he hecho. :P

¿Qué pasó ayer? La querido, esperada y deseada graduación. Estaba deseando acabar bachillerato y la graduación le ha puesto punto y final. Aunque... Bueno, todos sabemos que tengo que recuperar quimica, pero... Está bien. Estoy feliz y no tener que volver a ese mismo edificio(s) es un alivio.

También es algo así como triste. A pesar de todo el bullying y del estrés and all that jazz... He pasado seis años dentro de esas paredes, haciendo amigos, enemigos, amores; con profesores buenos, malos y horribles; viendo a mis compañeros pasar por casi los mismos problemas que yo, conociéndome a mí misma, haciéndome mujer (hablo de la regla), perdiendo y ganando gente en mi vida... Ese lugar tendrá un sitio en mi corazón, me pese o no.

Es por eso que el acto de graduación fue algo emotivo. Al comienzo, el coro del instituto. La directora les siguió. Sus palabras hicieron su camino hacia mi cerebro y hacia mi corazón, así como estoy segura que lo hizo para todos los alumnos que nos graduábamos ese día. Incluso para los que no lo hacían. Había dos chicas en la zona donde nos sentábamos los alumnos que habían estudiado con nosotros en la ESO, pero que se marcharon a otro instituto a estudiar el Bachillerato; y lloraron. Exacto, yo tampoco se ni cómo ni porqué; pero conozco a esas chicas y con decir que son weepy hysterical drunks (borrachas lloronas), o al menos lo eran cuando salía con ellas basta para explicarlo.

Después de las palabras de motivación de la directora, vino un vídeo con fotos de todos los graduados, primero dos fotos de cada uno (una de pequeños y otra actual), y después fotos de todos en diferentes eventos, fiestas o excursiones. Explico esto para llegar a MI momento emotivo de verdad. Justo antes de que llegara el momento del play, me gire a mis amigos y les dije: "Estoy emocionada. Voy a llorar. En cuanto vea mi foto, voy a llorar". Mis amigos no me tomaron en serio porque no soy una persona especialmente sensible o expresiva con los momentos tristes, menos cuando se trata de llorar, y aún menos cuando se trata de hacerlo en público. Tengo que decir que estuve apunto. Varias veces. Más de las que me gustaría contar. La foto en la que se me veía a mi de pequeña era una en la que aparecía con mi abuela. Si habéis estado leyendo el blog desde el principio, sabéis que mi abuela era una persona muy importante para mí. Verla en la fotografía en mi graduación me hizo "ver" que no estuvo allí (y por allí me refiero aquí y ahora, viva en su casa tranquila) y "recordé" cuanto la echo de menos y cuanto la necesito y la quiero.

Tras el vídeo, llego el discurso de nuestra tutora que leyó un poema muy bueno. No recuerdo como se llamaba, ni su autor pero fue también muy emotivo, que capturó perfectamente el acto de graduación y lo que todos sentimos en estos momentos. Más tarde, el discurso por parte de los alumnos. A mi modo de ver, el más entretenido, porque nosotros no nos centramos solo en decir cuanto nos ha gustado estar los seis años en el instituto, si no que también contamos anécdotas de las clases, de excursiones, de viajes; y contamos y recapitulamos momentos o frases graciosas de los profesores. La mayoría solo los entendemos nosotros, pero ahí está lo bonito. Ahí está la belleza del discurso de los alumnos, aquellos que no saben escribir. El acto también dejo espacio para que una de las alumnas nos maravillara a todos con su habilidad al piano.

Llegó el momento de entregar las orlas. Sí, segundo de bachillerato tiene orlas. Y becas. Si me seguís en Twitter o Instagram, justo cuando publique esta entrada tendréis una foto mía después del acto, con la beca y la orla enrollada en la mano (de hecho, ya hay un par de ellas a lo largo de la tarde/noche de ayer). Cuatro profesores a los que tienes que saludar y recibir su enhorabuena, te guste o no. Por mi parte no había problema, me llevo bien con los cuatro: uno de ellos era mi tutora, otro la directora y los otros, dos el "matrimonio científico" -mi profesora de Biología y mi profesor de Física-.

El problema está cuando has tenido tiranteces con ese profesor; o si ese profesor no te cae especialmente bien, él no lo sabe y tienes que poner cara de póquer. ¿Os imagináis que tengo que recibir la enhorabuena de mi antigua profesora de Matemáticas? Mejor ni pensarlo. Pero tengo compañeros que tuvieron sus momentos. No pondré nombres ni diré con que profesor por si dichos profesores están (de algún extraño modo y por casualidad) leyendo esto, para que no se lleven un mal recuerdo de los alumnos es cuestión. Cuento dos experiencias. La primera de ellas: cuando el alumno en cuestión subió al escenario a por su orla, uno de los profesores en fila justo se dio la vuelta para seguir cogiendo orlas por lo que no tuvo que saludarle y se alegró por ello, porque desde que empezó a darle clase hubo reticencias entre ellos. La otra experiencia: el alumno en cuestión llegó al profesor en cuestión y hubo una pequeña conversación tensa sobre la nota de su asignatura en PAEG, ya que durante el curso, la nota en la asignatura era más baja.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Pero dejémonos de malos rollos. Después de que Bachillerato se "graduara", el curso de FP de Grado Medio también tuvo sus momentos, de los que no hablaré porque no me pertenecen. Después el coro volvió a aparecer y terminó el Acto de Graduación. El coro del instituto estuvo bien las dos veces que actúo, pero hay muchísimas canciones mejores sobre graduarse o decir adiós a una era que las que cantaron. Desde mi sentido más profesional, ¿por qué cantasteis "Let her go" y "One way or another"? Enserio, ¿por qué? No entiendo que tienen que ver en la Graduación. Son buenas canciones, pero no lo entiendo. Una sobre una ruptura y otra sobre perseguir a quien quieres hasta el punto de ser acosador o, como se dice ahora, stalker.

Una vez acabado todo, llega el peor momento: las fotos. *Aaaarrggh* Vale, estoy exagerando un poco, pero nunca se me ha dado bien eso de sonreír en las fotos. Sin una cámara en frente sí que sonrío mucho y me río mucho. Casi por cualquier cosa. Hay momentos incómodos cuando yo me rió porque todo el mundo esta serio pero yo me acuerdo de algo que no puedo explicar y es como "weeiird". Pero frente a una cámara no puedo. Bueno, si es un vídeo sí, porque actúo normal; pero siendo una foto me siento como una tonta. Soy rara, ya lo sabéis. Pero en el fondo, pese a todo, no me sentí muy rara. Y salí bastante sonriente en las fotos tengo que decir. Me han gustado estas fotos; cosa rara también.

Por fin llegó el momento que todos esperábamos, yo al menos: ¡la comida! ¿Por qué será que el ser humano no sabe otra forma de celebrar que comiendo y bebiendo? "-¡Me he graduado! -¡Genial! Vamos a comer! -¡Hagamos un brindis!" "-¡Hoy es mi cumpleaños! -¡Felicidades! ¡Comamos! -¡Chupitos a tu salud!" "¡Me caso! -¡¿No?! ¿Enserio? ¡Vamos a comer y beber! -¡Despedida!" "Mi abuela ha fallecido... -Lo siento mucho, ¿quieres que te invite a algo? -Anda, vamos a beber para que se te pase un poco las penas.". No exagero, y lo sabéis. Siempre es así, y me hace pensar. Pero al ser una amante de la comida, al ver esta llegar se me pasa.

No sé si esto lo he dicho en alguna entrada antes, pero lo digo ahora. El saber que las personas con las que estás comiendo ya no van a ser tus profesores, te quita un peso de los hombros. En serio, te sientes mucho más relajado. Y no solo se aplica a los alumnos, los profesores también están más relajados y se nota. Se les ve más sueltos, con más confianza; ya no importa, no nos van a volver a ver así que mismamente te pueden decir que no les has caído bien en todo el curso, y dará igual. Y los alumnos igual. En toda la cena hubo un ambiente más desentendido y ya es decir, porque en general las dos clases que nos graduábamos tenemos bastante confianza con los profesores (o al menos la mayoría, con la mayoría de ellos).

Tras la cena, en la que se habló y se hizo de todo; llegó la hora de que los profesores dijeran adiós por ultima vez y los alumnos nos quedamos solos para celebrar como verdaderamente los jóvenes celebramos: bebiendo. Voy a robarle la frase a uno de mis compañeros: "Deja que los profesores se vallan y que se lleven una buena imagen de nosotros, que como se queden, se van a acordar solo de lo malo". ¡Cuánta razón! Hablemos de la fiesta.

Yo no había bebido nunca, solo la típica copa de champán, cava o sidra en los brindis, así decidí que podía probar aunque no tengo todavía 18 años. Quería saber porque todos mis amigos tuvieron -y los niños actualmente tienen- esa necesidad de empezar a beber alcohol a los doce o trece años. Cuando yo tenía esa edad, salía poquísimo de fiesta; una cosa lógica. Cuando salía la primera vez propiamente fue en las fiestas del pueblo de al lado y todo el grupo de amigos hicimos un botellón. Mis amigas estuvieron empeñadas al principio de que bebiera, incluso intentaron echármelo en la copa sin consentimiento; pero tras varias negaciones, desistieron. Después, en fiestas o botellones siguientes no se molestaban, ya sabían que no iba a beber.

El ser la única que no bebe siendo adulta te lleva a ser el conductor por defecto, designated driver. El ser la única que no bebe, siendo adulta o no, te lleva a hacerte cargo de la gente que bebe demasiado. Algo que nunca es bonito si se comportan como borrachos llorones o cachondos. La única diversión es que si se pasan de la raya de alguna forma, o hacen mucho el tonto; te puedes reír. Y mucho. Y recordando al día siguiente lo que pasó también te ríes bastante. Sobretodo si fue extremadamente embarazoso y no se acuerdan. Siempre hay que tener pruebas, que luego se pueden usar como chantaje. Y luego dicen que los que no bebemos no nos lo pasamos bien. ¡Hah!

Pero ahora enserio. Yo no veía la diversión en beber algo que tampoco iba a cambiar mucho como me lo iba a pasar de bien y además me iba hacerme comportar como una idiota y al día siguiente darme un dolor de cabeza terrible si me pasaba. Además, estaba el que a mi madre no la gustaría, pero eso me daba igual ya que yo sabía perfectamente lo que tenía y no tenía que hacer; y desde una edad muy temprana solo he hecho las cosas que yo quería sin importarme nada ni nadie. Yo me lo pasaba estupendamente sin necesidad de alcohol u otras drogas (que a lo largo de mi desarrollo también me han ofrecido). Se puede decir que en ese aspecto no he vivido, pero yo he vivido y estoy feliz con mis decisiones hasta la fecha.

Al pasar segundo de bachiller pensé "¿Y si lo pruebo?". Ya que había pasado la etapa en la que tenía que ser "buena", decidí que al menos por una copita para probar no pasaba nada. Y nada pasó, ya que no bebí tanto como para emborracharme ("Can't get too sloppy" - Kurt Hummel), ni como para tener resaca. Pero tengo una cosa que decir: ¿Cómo podéis beber eso? Enserio, probé el "Beefeater" con Sprite y con limón. Dagh... No me gustó nada, pero tuve que terminarme la copa. Después probé el clásico "Malibú con piña". ¡Que diferencia! Seguía sabiendo un poco a alcohol, pero era un cambio importante. No quise probar más cosas. Además, el hombre de la barra llenaba los vasos de alcohol para acabar cuanto antes las existencias y mandarnos a todos para casa.

A parte de mi desastrosa experiencia con la bebida, la música como siempre no era de lo mejor. Música latina, véase bachata, merengue y... reggaeton. Aigh... Lo odio. Me gusta bailar y esas cosas, pero no soporto esa música. Cuando pensaba que no había música peor, llegó el horror. Un remix malo, pero MALO, MA-LO; de música latina, tecno y... El "Wannabe". Sí, habéis leído bien. "Wannabe" de las SpiceGirls. Si esa canción es mala ya de por sí, con ese remix la remataron. Y yo pensaba que había escuchado todo cuando en una tienda escuche un remix de tecno y "How will I know" de la querida Whitney Houston. Ay, señor...

Por eso, y por más canciones que no me gustaban nada y con las que hice la broma de irme, me estaba empezando a aburrir. La regla me provoca una cosa graciosa: me quita las ganas de lo que más tengo que hacer en ese momento. Y en ese momento tenía que bailar, no tenía ganas y no iba a luchar por tenerlas. Eran las tres y veinte de la mañana cuando mi hermano me llamó diciendo que se estaba durmiendo y que cuando tenia que ir a buscarme. Lo vi como una llamada del destino. Me fui.

Al llegar a casa, llegue más cansada de lo que estaba y durante toda la fiesta me había estado doliendo la cabeza así que me cambié, me hice un moño y me lavé un poco la cara con agua. Ni me cepille el pelo para quitar restos de laca y espuma ni me desmaquille. Me daba igual todo. Leí unos pocos fanfiction y me quede dormida con la voz de Darren Criss en mis oídos.

Al día siguiente me levanté a las tres de la tarde sintiéndome exhausta. Me estire lo que pude en una silla y comí viendo mi nuevo reality show favorito. Más tarde empecé a escribir está entrada y la dejé a la mitad como habréis podido notar (la línea a mitad del post).

Ahora que me doy cuenta, debería haber escrito todos esos verbos entre alumnos y profesores en pasado. Y "profesores" como "ex-profesores" y "alumnos" como "ex-alumnos". Supongo que todavía no me sale el hablar en pasado sobre estas cosas al ser tan reciente. Habrá que hacerse a la idea. Poco me va a costar, de eso estoy segura.

Está claro que, pese a todos los buenos y los malos momentos, esto (graduación y bachiller) hay que pasarlo para aprender más sobre la vida y es una alegría pasarlo. En el momento de las fotos, estaba feliz y ni siquiera sabía porqué. Supongo que después de escribir esto, me he dado cuenta.

Esta es la entrada más larga que he escrito hasta la fecha. Al menos eso creo. Espero que no os aburra. ;)

Cristina.

¡100 SEGUIDORES EN TWITTER! LET'S PARTY!!

¡¡¡Buenas tardes!!!

Hoy, para mí, son buenísimas porque gracias a todos vosotros, he llegado a los 100 seguidores en Twitter. ¡100 seguidores! ¡¡100!!

Se lo que la mayoría puede estar pensando ahora: "¿100 seguidores? ¿Solo? ¿En serio? Pues tampoco es para tanto". Bueno, para mí sí lo es. :)

Cuando empece el blog ni siquiera sabía lo que iba a escribir en él, dejemos a un lado el pensar que alguien iba a querer leer lo que yo escribo. Sigo con el problema de no saber sobre que escribir: escribo sobre todo y no tengo un tema fijo. Pero sé que hay personas ahí fuera que al menos tienen un ligero interés en lo que yo escribo o lo que yo pienso que viene a ser lo mismo, porque no tengo filtro.

En agosto hará un año desde que empecé propiamente con el blog, y no podría estar más feliz y orgullosa; porque aunque sea poca gente la que lea estas entradas, siento que se me escucha y puedo decir lo que sea. Siempre habrá haters, pero como en el blog nadie comenta y en mis redes sociales quien me sigue esta de acuerdo conmigo, no tengo problema. Y aunque los haters se manifestaran, me daría igual, ya que yo estoy haciendo lo que me gusta, son mis propias opiniones, no voy a cambiarlas y no voy a cambiar yo.

Además, recién acabado bachillerato empieza mi vida propiamente y estoy genial, positiva, totalmente receptiva y con más ideas que nunca. Supongo que todas mis musas estaban escondidas esperando el momento oportuno: ahora.

Por el momento está todo dicho, muchas gracias por seguirme en Twitter y por leer mi blog. Sé que mi blog no es de los más elaborados o de los más graciosos. No uso gifs y hasta ahora no escribía con frecuencia. Por eso valoro incluso más cuando leéis mis entradas. Gracias. Muchas gracias. No podría quereros más. Me dais la vida.

Cristina :)
PD: ¿Cortito?

martes, 7 de junio de 2016

PAEG - BUENA SUERTE

Buenas (¿Noches? ¿Días? Qué más da, cada uno cuando lo lea).

Este post está dedicado a aquellos jóvenes alrededor del mundo que tienen que examinarse de algo en los próximos días y se han pasado las ultimas semanas (algunos meses, otros solo días) estudiando para tener una nota lo más alta posible. Especialmente, la entrada va dirigida a para los estudiantes españoles de segundo de bachillerato que tienen que enfrentarse a la temida PAEG -Prueba de Acceso a Estudios de Grado-, que para aquellos que no vivan en España; son parecidos a los A-Levels o, si nos vamos por las referencias literarias, serían como los O.W.L.s o los N.E.W.T.s de Hogwarts. Aquellos residentes en Castilla-La Mancha, o al menos en Toledo, son para los que verdaderamente va esta entrada, ya que mañana comienzan sus exámenes. Compañeros, ¡que comiencen los juegos!

Desde que comenzamos primero de bachillerato, e incluso antes, nos entran las prisas, las ansias, el estrés, y las preocupaciones por PAEG. "Tengo que sacar lo máximo en bachiller y en la PAEG porque sino no me dará la nota para hacer loquesea". Esa es la frase que más he escuchado salir de la boca de mis compañeros de clase este curso. Chicos, y esto va para todo el mundo, si se tiene todo bien organizado y sabéis como estudiar bien (formas diferentes para cada persona), no hay de que preocuparse...

¿Qué, por alguna casualidad, no os llega la nota para entrar en la carrera que queréis? Puede que no entréis en la lista de Junio/Julio, pero puede que en la de Septiembre/Octubre sí que lo hagáis, o -muy posiblemente- en otros sitios habrá esa misma carrera, y puede que con menos nota.

¿Por qué le tenéis miedo a salir de vuestra ciudad, de vuestro pueblo? Porque eso es lo que me parece a mí cuando decís que lo más lejos que os vais a ir es a Madrid... Yo estoy deseando salir de aquí, de una manera o de otra. Hay que vivir, lectores. No os olvidéis de esto. Todas las experiencias son buenas y NECESARIAS en la vida, y más una tan básica como ir a otra ciudad a vivir y estudiar. Yo quiero ir a vivir a NYC, de una manera o de otra; y sí, soy como un ratoncito de pueblo, y en la ciudad estaré perdida, pero es algo que TENGO que vivir. No dejéis que nadie os impida ir a otro sitio hacer lo que queráis.

En cuanto a los exámenes, ya sabéis que son fáciles, nada comparado con los que algunos profesores hacen en clase. Como ejemplo, mi profesor de química. La mayoría de profesores hacen sus exámenes como los hacen en PAEG, al acabar el curso los alumnos están más que entrenados para enfrentarse a los exámenes de acceso y sacar nota casi con la patilla.

Lo importante es saber organizarse y estudiar un poco cada día. (Hahahahahaha...). Nada de risas, lo digo en serio. Sé de sobra que es duro si no lo has hecho nunca, pero está claro que es lo más conveniente a no ser que tengas memoria fotográfica... Otra locura: deshaceros del móvil (¡Alaaaa!). Es una cosa totalmente necesaria. Dejar a un lado el móvil y el ordenador, si hace falta dárselos a alguien que sepáis que no os lo devolverá a menos de que estudiéis, como vuestros padres, Fuera WhatsAppTwitter, Facebook, nada de Snapchat, Instagram, Pinterest o We heart It, no queremos Blogger,Tumblr o YouTube. Los libros, lectores, también dejarlos a un lado. Nada de distracciones durante los estudios. También es duro, pero merece la pena si luego bordamos el examen.

Dejando a un lado los estudiantes pendientes de PAEG, aquellos que no lo están, no son menos. Yo, por ejemplo, he suspendido química y tendré que recuperarla y hacer PAEG en septiembre; pero eso no evita que no pueda hacer o no tenga planes. Oh, todo lo contrario. Referente a los planes, podría decirse que soy la que más claro lo tiene, a pesar de que tengo muchos y no sé por cuál decantarme. Después de hacer los exámenes puede que al final no estudie y espere al año siguiente para matricularme en alguna carrera o en algún grado superior. Un año sabático también es una buena opción cuando lo has pasado mal durante el curso. No es una opción menos válida que otra, siempre y cuándo no os quedéis en casa sin hacer absolutamente NADA. Y un ciclo formativo de FP de grado superior es igual de válido que el año sabático o ir a la Universidad.

Hagáis lo que hagáis, por favor os pido, no, os suplico; que hagáis lo que VOSOTROS queráis. NO dejéis que NADIE os diga lo que hacer. NO estudiéis algo o NO hagáis algo que no os guste. Tenéis que ser felices, y eso solo es posible si hacéis con VUESTRA vida lo que VOSOTROS queráis. Sé que nunca suelo escribir así, pero es importante que lo sepáis, por eso las mayúsculas.

Así, si estáis estudiando o trabajando o lo que sea, espero que sea algo que os guste, que hagáis porque queréis y que seáis felices. Estoy muy positivista hoy, ¿no?

Bueno lectores, me despido por hoy, tengo que dormir. Compañeros, que digo, amigos míos (todo el que lea mi blog es mi amigo), os deseo la mejor de las suerte en PAEG, yo estaré en casa traduciendo.

¡Que la suerte este siempre, siempre, de vuestra parte!
Cristina. 

What the devil is going on heereeee?!

Hola a todos :)

Después de mucho tiempo en la sombra, después de mucho tiempo asegurando que iba a escribir, después de mucho tiempo sin escribir nada; aquí estoy otra vez.

Se que cabe la posibilidad de que ya nadie quiera leer este blog, incluso de que nadie lo lea; pero aquí sigo yo y aquí seguiré (Alaska me posee). No he muerto. Estoy un poco inestable, eso sí. En marzo prometía reseñas y opiniones de varias series, películas y libros. Lo siento. Mis mas sinceras disculpas.

Hace poco, para aquellos que no lo vieran, publiqué una entrada sobre The Flash (¡Cómo no!). Las reseñas/opiniones las tendréis, pero no se cuando. Hay días que quiero escribir pero no puedo, otros en los que no tengo inspiración y otros en los que simplemente no tengo ganas ni de vivir (en serio). Desgraciadamente, estos últimos se repitieron mucho durante los últimos meses de clase, desgraciadamente. Otra razón de porque no escribía. Pero ahora os prometo escribir con más frecuencia.

¡Ya he acabado las clases! Por eso podré escribir. Empezaré con los fanfictions también, porque tengo un montón de ideas. Aquel que empecé en enero de Arrow sigue sin terminar... También está el blog y fictionpress, que ya empiezan los foros a sacar concursos de escritura. Soy cris.bookworm en ambas páginas, ya podéis buscarme ;). También estoy más en Twitter, como algunos sabréis, y he creado cuenta en Instagram. Estoy ahí ahí con Tumblr y el resto de redes sociales, pero es que no se puede tanto... En goodreads he hecho limpieza y ahora ya no hay casi libros, pero dejarme un poco de tiempo, que se llenará.

Os contaría todo lo que he pasado estos meses, pero prefiero no hacerlo porque ha pasado, ya estoy mejor y no quiero volver a pensar como fueron esos meses."Nunca más", como el cuervo de Poe.

¿Actualmente qué hago a parte de las redes sociales, leer, YouTube (danisnotonfire y amazingphil, los quiero tanto...) y ver películas? Traducir y trabajar. Este mes es el ultimo que trabajo como profesora de clases particulares de ingles, y tengo que decir que lo echaré de menos. Estoy en proceso de buscar nuevo trabajo, pero siempre quedará escribir, MI TRABAJO SECRETO. Tengo pendiente un libro original mío, que no publicaré en fictionpress... Sigo con un manual de instrucciones que me dio mi primo para traducir y he encontrado otro hobby: escribir subtítulos para YouTube. Sí, sé que es una tontería pero a mí me gusta, que es lo importante. He empezado con la serie de musicales A Very Potter Series. Para quién no sepa que son, se trata de musicales parodia de Harry Potter, producidos por StarKid y se pueden ver en la gran red de vídeos. La serie lo forman "A Very Potter Musical"; "A Very Potter Sequel" y "A Very Potter Senior Year". Tenéis que verlo, son súper-buenos, y con muchísimo humor. En los libros de Potter no me gustaba nada Umbridge, pero en el musical la amo (aparece en AVPS). Por cierto, el título de la entrada es una frase que dice mucho Snape en toda la serie.

A parte de todo esto, tengo hobbys normales, eh. He vuelto al bádminton y al tenis, aunque en este último soy malísima, para dejar la vida sedentaria y depresiva en la que me había dejado segundo de bachillerato. Puede que esté feliz no solo porque han acabado las clases, sino también porque no tengo que presentarme a PAEG tan precipitadamente ya que he suspendido una asignatura. Estoy súper-relajada, con un paz mental y espiritual increíbles. Hacía muchísimo que no me sentía así, puede que sea la primera vez porque no puedo recordar una última. Casi me alegro de que me haya quedado Química, a pesar de pasarme el verano estudiando.

Ya os iré contando más cosas que surjan, probablemente en Tumblr si es de repente y cortito. Estad atentos a cualquier de mis redes sociales si queréis estar al día. Caritas sonrientes para todos, sed buenos y felices :P (How chessy...)

Cristina :)